Su rincón desde los 3 meses a los 10 meses

 

WaterMark_2018-01-23-15-59-32.jpg

Así se encontraba su espacio cuando tenía 3 meses. Como podéis ver el cambio más importante ha sido dejar sus juguetes a su alcance. El espejo lo hemos tenido que subir y la barra ya no es necesaria. Aunque todavía no anda, se mantiene de pie simplemente con el apoyo de la misma pared y no la utilizaba. En el caso de querer dejar la barra, recordad que se tiene que poner a la altura de sus hombros estando de pie.

Encima del espejo hemos colocado la cuerda de la Belleza, hasta hace poco crei que era un recurso Montessori,😂 pero no! Es de la creadora de la web http://www.pequefelicidad.com. Es simplemente una cuerda dónde colgamos imágenes de animales, paisajes, personas etc. Cualquier imagen que le llame la atención y creamos interesante para nuestr@ super-bebé. Lo suyo es colocar imágenes acorde a su desarrollo, es decir, ahora mismo no tiene sentido ponerle los números a un bebé de 10 meses😅. Nosotros empezamos con animales del bosque y le encanta señalarlos 👆para que hagamos el sonido y le digamos su nombre 😂 . Hay quien deja las imágenes a su alcance, nosotros de momento hemos optado que no porque no durarían ni dos segundos 🤗.

Nuestra intención es ir adaptando el espacio para evitar decir “ésto no se toca” constantemente. Si no queremos que juegue con el Huevo de Fabergé 🥚simplemente no lo dejemos a su alcance 😉😂.

Los libros le encantan y antes estaban en la estantería a su alcance, pero como 🐌 en potencia, los babeaba hasta despegar las páginas. Así que he tenido que plastificar un libro y dejarlos (de momento) en la misma estantería pero un poco más arriba y con puerta.

Hay dos saquitos, en uno tiene sus peluches, incluido su ovejo 🐏 (para dormir las siestas) y en el otro, pelotas y sonajeros. En los demás estantes voy rotando los juguetes cuando veo que se cansa de alguno en particular o hace tiempo que no les hace caso. Éstos los meto en los cajones y así los tengo a mano para volverselos a ofrecer.

Sigue estando la alfombra y la colchoneta para sus siestas pero ya no hay cojines a su alrededor. Ya recorre gateando o apoyándose a los muebles, toda la zona del salón-comedor.

 

Anuncios